Esperando a Godot

Imatge d'alta resolució


Esperando a Godot

Imatge d'alta resolució


Esperando a Godot

Imatge d'alta resolució


Fitxa de espectacle

Esperando a Godot

Companyia: Teatre Lliure, Concha Busto Producción y Distribución
Duració: 2 h. 20 m.


Documents per a consultar en la sala


Fitxa tècnica

Autor: Beckett, Samuel
Traducció: Pasqual, Lluís
Direcció escènica: Pasqual, Lluís
Intèrpret: Alcázar, Samuel, Castejón, Jesús, Garrido, Francesc, Lizaran, Anna, Triola, Albert
Il·luminació: Clot, Xavier, Pasqual, Lluís
Espai escènic: Amat, Frederic
Vestuari: Pasqual, Lluís
Realització d'espai escènic: Odeón Decorados, Talleres del Teatre Lliure
Realització de vestuari: Talleres del Teatre Lliure


Més dades


El Beckett de Esperando a Godot ha sido considerado a menudo el poeta de la desesperanza. Hoy, cincuenta años después de haber escrito aquella pieza de puro teatro, ha pasado a ser el poeta de la esperanza. Porque Beckett, hace cincuenta años, mucho antes de que cayesen los muros y se hundiesen las ideologías, ya nos había avisado que Godot no vendría nunca.
Y que, por lo tanto, la cuestión no es preguntarse quién es Godot ni qué representa porque al final de la espera no llega nunca nada ni nadie. Tal vez podamos concluir que, por lo tanto, hace falta encontrar el sentido de la existencia en esa misma espera, superar la tentación de ahorcarnos del árbol y ser aquello que somos allí donde somos y, como mucho, tal vez, tratar de mejorar un poco lo que hay a nuestro alrededor, personas y cosas... Pero la poesía es demasiado grande para sacar de ésta una única conclusión.
El paso del tiempo ha hecho, pues, que este texto con fama de críptico y que hacía falta descifrar o traducir se convirtiese en una historia transparente, un poema sobre la existencia y sobre la humanidad contemporánea. Godot no es nada ni nadie. Godot es, también, los innumerables Godots que esperamos cada día y que para cada uno son una cosa diferente. Y la espera se produce siempre después de un desastre, de una catástrofe, de un momento de desesperanza, de descreencia, un momento "bajo", la II Guerra Mundial y Hiroshima cuando lo escribe Beckett, el post-desastre que queráis para nosotros.
Como director, hay muchas maneras de cotejar o acercarte a una obra y, tal vez, cada una reclama una y sólo una sería la "ideal". Esperando a Godot es una obra de actores, de intérpretes, donde hay un único director posible, que es el mismo Beckett: centenares de acotaciones, en una especie de partitura de sentimientos en la que Beckett ya lo tiene todo previsto. A lo sumo, pues, te encuentras interpretando esta partitura en la cual él ya había "respirado" réplica por réplica los cuatro personajes y ayudando a tus intérpretes a descubrir e incorporar estos signos.
Pero basta. No hace falta hablar de clásico ni de contemporáneo, de validez ni de poesía. Estamos convencidos de que, si lo hemos sabido leer con la honestidad que él se exige y, por lo tanto, exige de cada uno de sus lectores o intérpretes, nuestros espectadores experimentarán los escalofríos de lo que dice Beckett y, al mismo tiempo, el bálsamo de esta inmensa poesía tan y tan concreta.


Representacions

Teatre Rialto: 17/01/2001
Teatre Rialto: 17/01/2001


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es