Fitxa de espectacle

Cascanueces

Companyia: Ballet Clásico Arte 369
Estrena: 1 de desembre del 2006 al Teatro Madrid


Fitxa tècnica

Coreografia: Giménez, María, Petipa, Marius
Direcció coreogràfica: Giménez, María
Ballarí/na: Facal, Mireia, Gil, Ángel, Larrabeiti, Mikel, Salazar, Elena, Sobrino, África
Il·luminació: Roldán, Pepe
Espai escènic: Arroyo, José, Barajas, Alfonso, Sánchez, José Ramón
Vestuari: Arroyo, José, Sánchez, José Ramón
Realització de vestuari: Arroyo, José
Ajudant de direcció: Mediavilla, María José
Distribució: Ballet Clásico Arte 369
Producció executiva: Mediavilla, María José
Música: Tchaikovski, Piotr Ilich


Més dades


PRIMER ACTO
Es la noche de Navidad y la familia Stahlbaum prepara una gran fiesta, mientras que el Sr. Drosselmeyer ultima su plan al detalle ya que tendrá que ser esa noche en la que se destruya el maleficio que recae sobre su querido sobrino. Clara y Federico esperan ansiosos la llegada de los invitados, los regalos y sobre todo de su querido padrino el Sr. Drosselmeyer.

La fiesta transcurre con normalidad hasta la llegada del Sr. Drosselmeyer quien rápidamente muestra sus muñecos gigantes a los niños haciéndoles moverse de tal manera que parecen tener vida de verdad. Clara está fascinada con su padrino y más aún cuando éste le hace entrega de su regalo: un Cascanueces. Su muñeco es horriblemente feo pero despierta en ella ternura y afán de protección. La fiesta va llegando a su fin y los invitados, incluido el Sr. Drosselmeyer, se van marchando. Los anfitriones agotados deciden que todos tienen que irse a dormir. El salón se queda a oscuras y en silencio pero una lucecita aparece por la puerta: es Clara que viene a abrazar a su querido Cascanueces. Clara se acurruca en el sofá para finalmente quedarse dormida.

En ese preciso instante, el reloj anuncia la media noche y como una sombra aparece el Sr. Drosselmeyer envuelto en su capa. Los ratones comienzan a hacer acto de presencia; no quieren que el maleficio se destruya, y de entre ellos como un relámpago surge su Rey, aquel a quien el sobrino del Sr. Drosselmeyer convertido ahora en Cascanueces tendrá que hacer huir para poder recuperar su aspecto normal. Se produce una gran batalla entre el Rey ratón y su ejército y el Cascanueces y el suyo de húsares.

Finalmente el Cascanueces es el vencedor haciendo huir a los ratones y a su Rey pero en la batalla ha resultado herido y tras la victoria cae fulminado al suelo. Clara que ha sido espectadora de todo corre en ayuda de su feo Cascanueces demostrándole todo su amor y es entonces cuando la maldición desaparece ya que ella le ha amado sin importarle su aspecto físico.

SEGUNDO ACTO

El Sr. Drosselmeyer se siente tan feliz que concede a Clara el deseo soñado por todo niño: Viajar al país de los dulces, así los tres juntos emprenden un largo viaje. En su trayecto son sorprendidos por la reina de las nieves, quien les invita a observar el baile que realizan sus copos en cada nevada invernal. Clara fascinada continúa su viaje hasta llegar al reino de los dulces donde les espera el hada de azúcar para obsequiarles con una gran fiesta en la que muñecos de todo el mundo danzarán en honor a ella, a la vez que el hada de azúcar y Cascanueces bailan un hermoso Paso a dos en su honor.

El sueño va llegando a su fin y el Sr. Drosselmeyer es el encargado de hacer que todos se despidan de Clara, y que ella poco a poco vaya llegando a la realidad. Todo se va desvaneciendo y Clara se despierta abrazada a su cascanueces, en su sofá en el gran salón de su casa.

Clara se siente feliz al haber podido vivir el sueño más maravilloso que jamás ningún niño hubiera podido imaginar tener.


Representacions

Teatre Principal d'Alacant: 10/10/2007


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es