Martes de Carnaval

Imatge d'alta resolució de Ros Ribas


Martes de Carnaval

Imatge d'alta resolució de Ros Ribas


Fitxa de espectacle

Martes de Carnaval

Companyia: Centro Dramático Nacional. CDN


Documents per a consultar en la sala


Fitxa tècnica

Autor: Valle-Inclán, Ramón María del
Coreografia: San Román, Gadea
Direcció escènica: Gas, Mario
Il·luminació: Gómez Cornejo, Juan
Espai escènic: Flores, Alfons
Vestuari: Araujo, María
Realització d'espai escènic: Baynton, Morfos, Odeón Decorados, Pinto's, Viuda de López y Muñoz
Realització de vestuari: Sastrería Cornejo
Fotografia: Ribes, Rosa
Utillatge: Mateos


Més dades


Las piezas reunidas con el título general de MARTES DE CARNAVAL no pudieron ver los escenarios en vida del autor. Ni la valentía de su lenguaje ni los asuntos que trataban eran soportables, al parecer, en su tiempo. Al menos no lo eran para quienes detentaban el poder. Así, el propio Valle-lnclán hablaba de este modo sobre lo imposible de su entrada en la Academia de la Lengua «A mi juicio, no pueden ser académicos de la Lengua más que los ortodoxos del idioma, los que poseen todos sus secretos, los sabihondos de las hispanas letras... A lo sumo, los que no lo conocen, pero lo parece, y en todo caso, los que lo desconocen en absoluto. De este tercer grupo pueden salir los mejores guardadores del idioma... Pero, ¡ir a la Academia, convertirse en limpiadores, fijadores y lustradores del idioma los que, conociéndolo, vamos deliberadamente contra sus cánones y sus leyes!... ¡Absurdo! ¿Usted ha visto que los herejes entren en la iglesia? Yo soy hereje a sabiendas. Con plena conciencia de mi responsabilidad y de mi apostasía... El idioma hay que renovarlo, como todo en la vida: la política, las costumbres, todo. En mi obra TIRANO BANDERAS he pretendido incorporar a la lengua castellana todos los modismos de ella en América. Yo creo que a la lengua castellana le faltan siglos de evolución. En español no hay estilo. En español nadie ha dicho "lo suyo", sino lo de todos. Hay una tonta adoración al diccionario. ¿Vamos a estancarnos en el siglo XII, por ejemplo, suponiendo que en esta centuria alcanzara su máximo esplendor la lengua castellana?... No, no. Yo no seré académico nunca. Soy un heterodoxo, y sobre los réprobos pesa pena de excomunión. Es un cuidado que me quito de encima. Que me he quitado hace tiempo, mejor dicho, porque ni yo he de solicitarlo, ni aunque alguien lo pidiera por mí aceptaría... ¡Con lo bien que se pasan las tardes entre gentes que lo entienden a uno!... ¿Para qué torturarse la vida en busca de preocupaciones que uno no siente?... ¿No se encuentra la palabra que signifique claramente el pensamiento? Pues se inventa. ¡Eso es magnífico! ¿No le parece a usted? ¿Para qué torturarse en busca de antecedentes y de nobles genealogías lingüísticas?...» En un homenaje a don Miguel de Unamuno había llegado a inventar una singular plegaria: «De las epidemias y de las Academias, líbranos, señor».
Con respecto a los asuntos que trataba, baste reproducir el comunicado que justificó el secuestro de la publicación La Novela Mundial de 28 de julio de 1927, es decir, de LA HIJA DEL CAPITÁN:
"La Dirección General de Seguridad, cumpliendo órdenes del Gobierno, ha dispuesto la recogida de un folleto que pretende ser novela, titulado La hija del capitán, cuya publicación califica su autor de esperpento, no habiendo en aquél ningún renglón que no hiera el buen
gusto ni omita denigrar a clases respetabilísimas a través de la más absurda de las fábulas. Si pudiera darse a luz pública algún trozo del mencionado folleto sería suficiente para poner de manifiesto que la determinación gubernativa no está inspirada en un criterio estrecho o intolerable y sí exclusivamente en el de impedir la circulación de aquellos escritos que sólo pueden alcanzar el resultado de prostituir el gusto, atenuando las buenas costumbres".
Don Ramón María del Valle-lnclán y Montenegro murió la tarde del 6 de enero de 1936. Cuarenta días después de su muerte, el 14 de febrero de 1936, en el Teatro de la Zarzuela, un grupo de amigos quiso ofrecer un homenaje a su memoria representando por primera vez LOS CUERNOS DE DON FRIOLERA. En aquel homenaje participaron Luis Cernuda, María Teresa León, Federico García Lorca, Antonio Machado y Manuel Azaña.
Con el paso de los años, estas piezas han ido convirtiéndose en clásicos de nuestros escenarios y motivo de interesantes puestas en escena, como lo fue la de José Tamayo de LOS CUERNOS DE DON FRIOLERA en 1976 o la de LAS GALAS DEL DIFUNTO y LA HIJA DEL CAPITÁN estrenada por Manolo Collado en la temporada 1977-78, en cuyo reparto figuraba el actor Juan José Otegui, presente también en el elenco de este MARTES DE CARNAVAL.
Don Ricardo Doménech afirma que «Valle presenta en el escenario la realidad en que vive el espectador, pero de tal manera deformada que éste no pueda por menos de quedar atónito, pues esta realidad es increíble. Esta imagen esperpéntica de la realidad nos obliga a una toma de conciencia: la conciencia de que vivimos una realidad esperpéntica, la conciencia de que son grotescos unos valores generales en los que se fundamenta la realidad concreta que nos rodea».
Esa preocupación del presente lleva a Valle a reflejar más que nunca la realidad que le es cercana: en LAS GALAS DEL DIFUNTO se adivinan reflejos de la guerra que España está viviendo en aquellos días, la de Marruecos, y de un artículo sobre el regreso de los soldados a Bilbao escrito por su contemporáneo Maeztu, mezclados con los pasajes sobre Cuba contenidos en las memorias de Ramón y Cajal; LOS CUERNOS DE DON FRIOLERA supuso algunos problemas para Valle con el estamento militar, hasta que pudo demostrar que había un caso real de gran parecido con su historia; el caso más llamativo es LA HIJA DEL CAPITÁN, que mezcla la historia terrorífica del asesinato de Jalón, sucedido en 1913, mencionando infinidad de detalles del suceso real, con los ruidos de sables de comienzos de los años veinte que dan como fruto el golpe de Primo de Rivera.


Representacions

Teatre Principal: 22/03/1996


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es