Fitxa de espectacle

Flor de Otoño

Companyia: Teatres de la Diputació
Duració: 2 h. 5 min.
Estrena: 7 d'ocubre de 1982, Teatre Principal de València


Documents per a consultar en la sala

  • 17/4 Programa de mà
  • V4 Grabación
  • DT/3173 Flor de otoño: 3 anuncios de prensa

Fitxa tècnica

Autor: Rodríguez Méndez, José María
Direcció escènica: Díaz Zamora, Antonio
Intèrpret: Burgos, Ángel, Calatayud, Rafael, Ferre Amoros, Amalia, Folch, Abel, Maestre, Francisco, Moreno, Ramón, Pujol, Jaime, Salvador, Montserrat, Sanchís, Carmen, Sobradelo, Pepe, Solana, Andreu, Torrero, Gabriel
Il·luminació: Cytrynowski, Carlos
Espai escènic: Cytrynowski, Carlos, Grecos, Julia
Espai sonor: Domingo, Pedro Luis
Vestuari: Cytrynowski, Carlos
Producció: Teatres de la Diputació
Producció executiva: Fores, Vicente
Direcció de producció: Sirera Turó, Rodolf
Sastreria: Soler, Silvia


Més dades


Bien mirado, no se trata de una obra sino de dos. La primera correspondería a la dramatización de una página de sucesos: una anécdota de venganza por un asunto de amoríos y celos entre travestís, resuelto a base de puñalada trapera.
No hay profundización psicológica ni social y, de hecho, el director, Antonio Díaz, ha preferido ironizar sobre el melodrama y asumir su trivialidad tomándolo como una fuente de sugerencias para la construcción de imágenes escénicas. Y en este terreno el espectáculo alcanza momentos de gran brillantez esteticista, gracias al espléndido trabajo visual del escenógrafo argentino Carlos Cytrynowski, sin duda uno de los más interesantes en el teatro profesional español actual.
La segunda pieza sería la de un homosexual revolucionario en las filas del movimiento ácrata, que es fusilado por participar en un brote militante armado. Aquí nos encontramos ante la «crónica política», buscando los efectos -el efectismo sentimental- antes que el análisis. Y en esta segunda parte el espectáculo se arruina por la falta de sorpresa, por los fallos de ritmo, y sobre todo por el exceso de desgarramiento de unas reacciones poco motivadas en un proceso dramático. Se trata, en definitiva, de un panfleto inútil, basado en el guiño y no en la lucidez.
Cabe hablar de dos obras, porque nada justifica el paso de un homosexual enloquecido del Paralelo barcelonés a una toma de conciencia revolucionaria, proceso ausente tanto en él como en sus compañeros de «lucha».
Rodríguez Méndez ha yuxtapuesto estas dos obras en una sola de una manera arbitraria, con el título de «Flor de otoño», que es el nombre de batalla del personaje principal. No es ésta la deficiencia más importante de la obra. El estilo de Rodríguez Méndez ha venido siendo definido como «naturalismo crítico», pero le va mejor el de «chusquero».
Es un lenguaje bruto, poco elaborado, que se contradice con la extremada elaboración estilística, incluso poética, de la puesta en escena.
En cuanto a los actores alcanza un nivel medio discreto, incluyendo a la mayor parte de los provenientes del Conservatorio de Valencia. El protagonista, Carlos Peris, hace un esfuerzo meritorio intentando arañar su personaje, pero no siempre puede con él; por otra parte ni siquiera se ha planteado -o no le han planteado- la interesante propuesta que hubiera sido la materialización del abogado con apariencia de heterosexual de «orden», que por las noches cobra su verdadera identidad de mariquita enloquecida; Carlos Peris sólo compone el exceso de la loca. El trabajo de dirección es brillante en el aspecto escénico, ya lo he dicho, pero es un esfuerzo a contracorriente del drama de Rodríguez Méndez.
A la vista de los resultados de este montaje, se evidencia que es una insensatez pretender aplicar una alta cocina escénica a los materiales brutos de unos vulgares callos dramatúrgicos.


Representacions

Teatre Principal: 07/10/1982


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es