Il barbiere di Siviglia / EL barbero de Sevilla
Il barbiere di Siviglia / EL barbero de Sevilla
Il barbiere di Siviglia / EL barbero de Sevilla
Il barbiere di Siviglia / EL barbero de Sevilla
Il barbiere di Siviglia / EL barbero de Sevilla

Fitxa de espectacle

Il barbiere di Siviglia / EL barbero de Sevilla

Duració: 2 h. 15 min.


Documents per a consultar en la sala


Fitxa tècnica

Autor: Rossini, Gioacchino
Direcció escènica: Santos, Carles
Ballarí/na: Bes, Manolo, Criado, Ana, Dorca, Xevi, Faustino, Sergi, Gimeno, Rufo, Goulart, Susana, López, Maureen, Romero, Muriel, Salas, Ricardo, Serrano, Marina, Utrera, Ana de, Viñas, Natalia
Intèrpret: Comas, Antoni, Ferrer, Josep, Herrera, David, Martínez Castignani, Enric, Mentxaka, Itxaro, Merced, Elena de la, Nikolsky, Gleb, Odena, Ángel, Ruiz del Puerto, José Luis, Tebar, José Ramón, Tugues, Alejandra
Il·luminació: Lee, Samantha
Espai escènic: Roqué, Maríaelena
Vestuari: Roqué, Maríaelena
Realització d'espai escènic: Arts Cènics, Castells de Cardedeu, Roig Il.luminacions
Realització de vestuari: Escola d'arts i Oficis de València, Sanromà, Carles
Producció: Espectacles Otel.lo, Festival Castell de Peralada, Institut Valencià de la Música (IVM)
Regiduria: Bres, Isabel, Mohedano, Pilar
Cor: Cor de la Generalitat Valenciana
Orquestra simfònica: Orquestra Municipal de València
Direcció musical: Pirolli, Antonio
Música: Rossini, Gioacchino


Més dades


ACTO I
Sevilla, una plaza delante de la casa del Dr. Bartolo
El Conde de Almaviva llega a Sevilla con la intención de conquistar a Rosina. Para ello, se hace pasar por un estudiante, de nombre Lindoro, con la finalidad de evitar deslumhrarla por su condición de noble. Para enamorarla le canta una serenata ("Ecco ridente"). No obstante, la joven no aparece y el conde se queda esperando ante su balcón, momento en que llega Fígaro y se presenta, con la conocida cavatina, como el barbero "de calidad" sin el cual nadie se casa en Sevilla. El conde lo reconoce como un antiguo servidor suyo y Figaro ofrece sus servicios para enamorar a la joven, pues es el barbero de Don Bartolo y hombre de confianza de la casa. Tras una segunda serenata, Rosina aparece en el balcón y deja caer una carta en la que expresa el estado de cautividad al que la tiene sometida su tutor, el Dr. Bartolo, quien, con la ayuda de Don Basilio, profesor de música de la joven, pretende casarse con ella y obtener su herencia. Para introducir al conde en casa del tutor, y aprovechando la llegada de un regimiento cuyo coronel es amigo personal del mismo, Figaro sugiere a su aliado disfrazarse de soldado y solicitar de Don Bartolo el alojamiento. A su vez, el conde simulará un estado de embriaguez para poder crear confusión y evitar las sospechas del tutor.
Casa del Dr. Bartolo
La escena se inicia con la cavatina de Rosina, en que ésta manifiesta su amor por Lindoro (el conde). Posteriormente llega Figaro y explica a Rosina su complicidad con el conde. Don Basilio, profesor de música, conoce la presencia del conde de Almaviva; al comunicárselo al avaro tutor, éste decide casarse con la joven ese mismo día. Figaro, que ha oído los planes del tutor, los
comunica a la joven y declara el amor que por ella siente Lindoro; finalmente llega éste disfrazado y, con la confusión creada, el conde entrega una carta a Rosina. Ante las quejas de la joven por la actitud tiránica de su tutor, el conde no puede contenerse y ataca al tutor con su espada. Tras la llegada de la fuerza pública, el conde queda en libertad dada su identidad y condición.

ACTO II
Casa del Dr. Bartolo
En un segundo intento de poder hablar a Rosina, el Conde se presenta como Don Alonso, sustituto de Don Basilio, pretextando que éste ha caído enfermo. Engaña a Don Bartolo diciéndole que está de su parte en el asunto de Rosina y le entrega una carta de los amantes que ha interceptado por oscuros medios, sin descubrir que es una auténtica nota de amor que le hizo llegar la muchacha. Empieza la clase de música, en la que la pareja urde una escapatoria, ayudados por Figaro que ha conseguido sustraer al Doctor la llave del balcón. La llegada de Don Basilio sorprende a todos, pero un rápido soborno del Conde oculta rápidamente la conjura en contra de Don Bartolo. Aún así, éste acaba desenmascarando el plan, puesto que intuye que algo raro está ocurriendo en la clase de música.
Cuando llegan el Conde y Figaro se encuentran con el rechazo de la joven y el Conde de Almaviva se ve en la obligación de confesar que Lindoro y el Conde son la misma persona, lo que salva el amor de la pareja, que aprovecha la entrada de Don Basilio para celebrar el enlace sin más pérdida de tiempo: ya se oyen los gritos de Don Bartolo en la escalera, que ha caído en su propia trampa y, al impedir la salida de los amantes, lo que ha hecho ha sido precipitar la boda. Unos dineros oportunamente repartidos por el Conde ponen punto final feliz a la ópera.


Representacions

Teatre Principal: 02/10/2001


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es