Fitxa de espectacle

Juana la Loca (Vivir por amor)

Companyia: Sara Baras
Estrena: Teatro de la Maestranza (Sevilla), 12 de septiembre de 2000


Documents per a consultar en la sala


Fitxa tècnica

Coreografia: Baras, Sara
Direcció escènica: Olmos, Luis
Ballarí/na: Baras, Sara
Il·luminació: You, Dominique
Vestuari: Moreno, Pedro
Realització d'espai escènic: Odeón Decorados
Realització de vestuari: Lacoma, Ana, Sastrería Cornejo
Coordinació tècnica: Álvarez, Tony
Sastreria: Arino, Dolores
Sonorització: Cano, Rafael
Producció executiva: Gyalui, Mariana
Realització de il·luminació: Marchena, Óscar


Més dades


Juana La Loca, es una figura sometida desde el principio hasta el final de sus días a los embates del destino. Es el conflicto de la reina que no ha podido resolver las contradicciones de su vida íntima y su ambiente político inmediato.
La desdichada reina es una figura única en su amor y en su odio, apasionada hasta el desenfreno y abnegada hasta el supremo sacrificio.
Siendo aun una ¡oven princesa, fue confiada al hombre que había de dar sentido a su vida, al que se unió con un amor hecho de entrega y devoción. Juana I, más tarde conocida como Juana la Loca, era una apasionada de las artes, sobre todo de la danza. Desde su juventud, Juana cultivó la danza y la música y se instruyó dentro de ambas disciplinas. La danza y la música dieron a su vida un sentido y fueron para ella gran consuelo en sus momentos de desesperación.
Incapaz de sacrificar su felicidad de mujer a su destino de reina, renuncia a todo para salvar su amor... al que pierde al fin. Entonces su odio, llega a ser tan violento como lo fue su amor. Constatando que lo que quiere su esposo no es sino su corona, defiende desesperadamente, con desprecio de su libertad y de su vida, el poder real... Y cuando este hombre, su amor y el sentido de su vida, se ve derribado y aborrecido, vuelve a olvidar su odio, y se ofrece de nuevo en sacrificio para salvarle.
A Juana, no solo fue su esposo quien la traicionó y desposeyó del trono, también lo hicieron su padre, y más tarde su hijo. Fue el pueblo en cambio, quien le guardó fidelidad, tejiendo incluso en vida de ella, leyendas sobre su persona y convirtiendo su nombre en bandera de libertad. Sin embargo, tal era el amor que Juana sentía que nunca reconoció esa abnegación de su pueblo, sellando así su destino: morir entre las tinieblas del olvido y la locura.
Declarada loca por la historia y teñida de una romántica y pasional personalidad, entra en las páginas de la historia de España como "Juana la Loca, loca de amor".


Representacions

Teatre Principal: 13/12/2000


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es