Tío Vania

Tío Vania


Tío Vania

Tío Vania


Tío Vania

Tío Vania


Tío Vania

Tío Vania


Fitxa de espectacle

Tío Vania

Companyia: Compañía Miguel Narros


Documents per a consultar en la sala


Fitxa tècnica

Autor: Chéjov, Antón Pávlovich / Txèkhov, Anton P.
Direcció escènica: Narros, Miguel
Intèrpret: Almansa, Fidel, Casares, Paco, Gallardo, Nuria, Molina, Mélida, Reixach, Fermí, Riaza, Berta, Ventura, Ana Mª., Vitón, Abel
Il·luminació: Gómez Cornejo, Juan
Espai escènic: D'Odorico, Andrea
Vestuari: Narros, Miguel
Realització d'espai escènic: Odeón Decorados
Realització de vestuari: Batanero, Juana, Sastrería Cornejo
Col·laboració: Quintanilla, Frank L., Teatro Pradillo
Producció: D'Odorico, Andrea
Producció executiva: Aranda, Celestino
Utillatge: Mateos
Sastreria: Sánchez, Armando
Versió: Trapiello, Andrés


Més dades


La llegada del profesor Serebriakov y su mujer al pueblo ha representado una alteración en las pacíficas costumbres del tío Vania y de su sobrina Sonia. El profesor, ya jubilado y lleno de manías, está casado en segundas nupcias con Elena, bella e inteligente, mucho más joven que él; hacia ella el tío Vania ha sentido nacer un amor que no puede callar y en un momento en que quedan los dos solos, se lo declara, Elena no quiere escucharle y se ofende cuando él alude a la monotonía de su vida, junto a su viejo marido, el profesor. Éste atormenta a todos con sus constantes dolencias; es una persona intratable y vulgar. El tío Vania y Sonia, que habían tenido por él una gran admiración y trabajaron para enviarle cuanto dinero podían, ahora han comprobado que es mezquino y ni siquiera posee inteligencia. Ha sido como un engaño para ellos, y por esto el tío Vania siente ahora que su vida ha ido pasando sin ningún provecho. La de Elena también languidece de esta forma. Sonia hace tiempo que ama al doctor Astrov, frecuente visita de la casa, y una vez se atreve a preguntarle si él podría amar a una hermana suya que se le pareciera; pero Astrov no presta mucha atención a la pregunta y Sonia pierde la esperanza, atribuyendo su fracaso a carecer de belleza.
La muchacha cuenta a Elena su secreto y ésta le promete preguntarle hábilmente al médico para saber si la quiere. Pero cuando lo hace, Astrov le confiesa que de quién está enamorado es de ella, y sin poder contenerse, abraza a la mujer del profesor. El tío Vania llega en aquel momento y presencia la escena, lo que aumenta su desconsuelo. El profesor reúne a toda la familia y les propone vender la propiedad e irse a vivir a la ciudad. Vania se opone y le reprende su egoísmo y su falta de consideración hacia su hija Sonia y hacia él. Durante esta discusión Sonia llora, enterada ya de que no interesa al doctor Serebriakov, se marcha disgustado y tío Vania va tras él; en seguida suenan disparos. Elena lucha por arrebatar al tío Vania el revólver con el que ha querido matar al profesor. Ha fallado los tiros, y agotado por la tensión, el tío Vania se deja caer en la silla.

El matrimonio Serebriakov se marcha y también el doctor Astrov está decidido a hacer lo mismo, después de lo ocurrido con Elena. A solas con el tío Vania le pide que le devuelva un frasco de morfina que le ha cogido del botiquín; teme que se suicide. Mientras Vania va a reconciliarse con Serebriakov, el doctor se despide de Elena. Por última vez ruega a ésta que se quede, pero no es posible, aunque también Elena se siente atraída por el médico. Todos se despiden, hechas las paces. Al marcharse, la casa vuelve a su calma de siempre. Tío y sobrina se ponen a trabajar en las cuentas, el ama de llaves hace labor, el doctor lamenta tener que marcharse, pero al fin lo hace, porque entre él y el tío Vania se alza una barrera. Sonia quiere animar a su tío: le dicen que deben trabajar, trabajar y envejecer y morir para descansar en una vida más bella y menos triste.


Representacions

Teatre Principal: 27/11/2002


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es