Fitxa de espectacle

Madama Butterfly


Fitxa tècnica

Direcció escènica: Asari, Keita
Intèrpret: Pisapia, Massimiliano, Rodríguez-Cusì, Marina
Espai escènic: Takada, Ichiro
Cor: Cor de la Generalitat Valenciana
Direcció musical: Johns, Kynan, Maazel, Lorin
Música: Puccini, Giacomo


Més dades


Madama Butterfly es la más conmovedora e íntimamente sentida de las óperas de Puccini, así como la que posee el mayor derroche de melodías inolvidables, mezcladas con diversas tonadas auténticamente japonesas, que le confieren un exotismo menos decorativo que el cultivado a finales del siglo XIX en rancia, y más acorde con la atmósfera en que se desarrolla la acción. Su orquestación exquisita, con la que logra crear auténticos sonidos orientales, y la magnífica caracterización de la protagonista (una de las más conseguidas de todo el género), que pasa de la inocencia más ingenua a asumir la conciencia de mujer adulta en su última intervención, completan una ópera cuyo único defecto quizá sea precisamente también su gran virtud: la de presentar un único tema sin ningún otro secundario. Madama Butterfly, además, cuenta con el que posiblemente sea el más romántico dúo de amor de toda la escuela italiana ("Bimba dagli occhi pieni di malia"), en el acto I. En realidad resulta muy difícil destacar algún número -si excepcionamos este dúo-, ya que toda la ópera es deslumbrante e irrepetible, pero obligados a ello escogeríamos otros dos: el coro "A boca chiusa" (Boca cerrada) con el que finaliza el acto segundo, y el tierno, radiante y poético dúo de las flores de Butterfly y Suzuki ("Scuote quella fronda di ciliegio..."). Los dos personajes principales Pinkerton y Cio-Cio San (Butterfly) constituyen los dos grandes personajes de la ópera. Pinkerton, el oficial de la Marina estadounidense, es uno de los tenores heroicos característicos de Puccini. La misma Cio-Cio-San, que ama fervientemente a este hombre, lo identifica con el tema de su país, con el himno nacional de Estados Unidos, que es el leitmotiv de la ópera. Y mientras en el acto I se presenta como el joven y despreocupado oficial que conocemos, que se deja llevar por el ardiente amor de Cio-Cio San, en el acto III no podrá evitar despedirse con tristeza, nostalgia y también cobardía de aquel lugar donde fue tan feliz, aunque por poco tiempo, aliado de su amante japonesa. Será entonces cuando se dará cuenta de que el amor que siente por Cio-Cio-San es también para él algo más que un "matrimonio de conveniencia", pero será ya demasiado tarde.


Representacions

Palau de les Arts Reina Sofía: 08/04/2008


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es