Fitxa de espectacle

Cómo es posible que te quiera tanto / Com pot ser que t'estimi tant

Companyia: T de Teatre
Duració: 1h 35'
Estrena: 18/10/2007 al TNC


Documents per a descarrega


Fitxa tècnica

Autor: Daulte, Javier
Direcció: Daulte, Javier
Intèrpret: Duch, Mamen, Iscla, Miriam, Pérez, Marta, Pla, Carmen, Roca, Àgata
Il·luminació: Faura, Albert, Lucena, Carlos
Espai escènic: Berrondo, Jon
Vestuari: Coromina, Marian
Ajudant de direcció: Muñoz, Vicente
So: Grande, Francisco
Maquillatge: León, Susi
Producció executiva: López-Oros, Daniel
Perruqueria: Tito


Més dades


Con Julio, Lidia ha encontrado la felicidad, a pesar de haber cambiado de ciudad y haberse ido a vivir a un lugar donde no conocía a nadie. Lidia, de profesión pintora, está feliz. Y es que haría cualquier cosa por Julio, un prestigioso fotógrafo del National Geographic. Poco después de iniciar su vida en común, Julio recibe el encargo de realizar un reportaje en la frontera de China con Mongolia durante tres meses. Para Lidia, una mujer sin conocidos en la ciudad, serán unos meses duros, pero se propone tomárselo con calma y optimismo.
Esta relativa tranquilidad se rompe poco después de la partida de Julio, cuando Lidia empieza a recibir una serie de llamadas anónimas de un hombre que quiere entablar algún tipo de relación con ella.
En un primer momento, Lidia no les da importancia, pero cuando una noche el acosador se introduce en su casa, decide llamar a la policía en busca de ayuda. Es entonces cuando aparece Sonia.
Sonia es una agente de policía que muy pronto simpatizará con Lidia.
Ver a una mujer sola, inteligente y divertida muerta de miedo hace que enseguida se solidarice con ella y que entre las dos nazca algo especial. Lidia le muestra a Sonia un objeto que el acosador dejó en su casa la noche en la que se introdujo en ella: una caja de música. Lidia no tiene ni idea de dónde proviene ese objeto, pero Sonia no puede dejar de pensar que va por buen camino. Poco tiempo después, vuelve a casa de Lidia para dejarle escuchar la grabación de una conversación que, días atrás, Lidia mantuvo con el acosador. La conversación no tiene nada de extraordinario, pero durante una de las frases del acosador,
se escucha un ruido extraño de fondo. Sonia le pide a Lidia que piense bien si reconoce ese ruido, si lo ha escuchado en algún otro lugar, ya que entonces tendrían una buena pista, pero Lidia responde que no lo había oído nunca. Pocos días después, una compañera de la comisaría informa de pasada a Sonia de que acaban de poner una denuncia por los ruidos de unas tuberías que unos vecinos se niegan a arreglar. De repente, Sonia ve la luz: ese era el ruido, ¡ni más ni menos que el ruido de unas tuberías en mal estado!
Sonia decide no perder el tiempo e ir a la casa donde se ha puesto la denuncia.
Allí la recibe una mujer que está pasando por un mal momento emocional: es Mireia. Después de unos minutos en los que Sonia le hace creer que ha ido al piso por el tema de las tuberías, decide preguntarle por sus hermanas. Mireia le responde que no querrán hablar con ella y que todos están pasando una muy mala temporada.
Todo empezó con la vuelta a casa de una de sus hermanas gemelas. Lola y Candela se pelaron hace años y Candela se fue de casa. Sin ella, Mireia y Lola empezaron un negocio de cosmética que poco a poco ha ido dando sus frutos. Hace tres meses, y de forma totalmente inesperada, Candela las llamó para decirles que había vuelto.
A Lola el mundo se le vino abajo. No quiso ni esperar a su hermana, salió corriendo. Y mejor así, porque Candela llegó con una amiga, Vicky, a la que había conocido en la granja de desintoxicación donde ambas
estuvieron ingresadas unos meses. Vicky es un trozo de pan, una chica simpática y despreocupada pero incapaz de darse cuenta de cuándo estorba o molesta. Su vida ha sido una auténtica sucesión de desgracias
desde que su tío empezó a violarla cuando era una niña.
En cualquier caso, desde la llegada de Candela y Vicky, la vida en casa de Mireia se ha convertido en un infierno. Lola y Candela se tiran los platos a la cabeza cada dos por tres y cuando Mireia intenta poner paz.


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es