Fitxa de espectacle

La Huella

Duració: 2 h.
Estrena: Teatre Rialto, 14 de gener de 1999


Documents per a consultar en la sala


Fitxa tècnica

Autor: Shaffer, Peter
Adaptación: Arteche, Juan José
Dirección escénica: Reguant, Ricard
Intérprete: Ferreño, Andoni, González, Agustín
Iluminación: Solbes, Josep
Espacio escénico: Raymond, José Luis
Vestuario: Raymond, José Luis
Realización de vestuario: Tajuela Decorados
Ayudante de dirección: Valverde, Juan Jesús
Fotografía: Benito, Antonio de
Producción: Cristal; Némore Films, Asunfilms
Producción ejecutiva: Lorente, Luis
Ayudante de producción: Peréz Yuste, Juan Jesús
Sonido: Taller de Ruidos


Més dades


Un acaudalado escritor de novelas policiacas (Andrew Wyke), cita en su lujosa mansión al actual amante de su mujer para sostener una entrevista. Cuando Milo Tindle (el amante) llega a la casa, se ve sorprendido por la extraña atmósfera que se respira en esta, repleta de objetos extrafalarios y siniestros. No obstante, su asombro llegará al límite, cuando compruebe que Andrew Wyke no le ha citado para reprocharle en modo alguno la relación que sostiene con su esposa sino, por el contrario, para formularle una inesperada propuesta: En colaboración con él deberá robar unas valiosísimas joyas de su propiedad para posteriormente venderlas a un intermediario localizado por el propio Andrew. La finalidad de esta acción, será garantizar la solvencia económica de Milo, puesto que Margarita (la mujer de Andrew y amante de Milo), está acostumbrada a un elevado tren de vida y, tal como verbaliza el propio Andrew, su gran preocupación no es que su mujer se vaya, sino que al verificar que el futuro junto a Milo no está a la altura de lo que ella esperaba decida volver con él.
Para llevar a cabo el robo y utilizando su experiencia como autor de novelas policiacas, Andrew ha trazado un plan sin fisuras que permitirá a Milo obtener una fortuna por las joyas robadas y, a él, cobrar su valor íntegro a través del seguro. Tras unos momentos de indecisión Milo acepta la propuesta. A partir de ese entonces nada resultará ser lo que parece y ambos hombres se enfrentarán a un duelo de ingenio arriesgado, perverso y sorprendente.

Durante los dos meses largos que han durado los ensayos, una pregunta ha volado constantemente por el ambiente, sin que ninguno de los que hemos intervenido en el montaje pudiéramos contestarla de una forma tajante y segura, la pregunta ha sido: ¿Qué es La Huella?...o mejor ¿a qué género pertenece La Huella?. A simple vista se podría definir como una comedia policiaca...pero quedaría demasiado pobre para el excelente texto que es. ¿Una tragicomedia? Si claro....pero tampoco se ajusta.... ¡Ya está! ¡Una obra de conflicto social "....Hombre, demasiado pretencioso...pero claro....hay conflicto social.....¡Un divertimento!....Si, claro es deivertida, aunque amargamente divertida...Evidentemente, al menos en apariencia, se trata de una obra policiaca...bien estamos de acuerdo....aunque también lo estamos en que el conflicto policiaco es una simple excusa para poner en entredicho otras muchas cosas....en fin que como policiaco tampoco es una obra de Agatha Christie, en el sentido de intriga, suspense y adivinar quien es el asesino....aunque el autor juega constantemente con el recuerdo y el homenaje a todos los autores de novelas policiacas, sobre todo ingleses... En fin que al final decidimos que no era catalogable en ningún género en concreto, pero que contenía dosis de todos ellos, y que por lo tanto se trataba de una obra inclasificable...lo que entra dentro de un nuevo género: "el original". Y sin duda "LA HUELLA" a finales de los sesenta, que es cuando se estrenó en teatro, entraba dentro de la categoría de obra absolutamente original, y mucho me atrevería a declarar que aún hoy resulta una rara avis dentro del panorama teatral, aunque al cabo de tantos años le hayan salido muchísimos imitadores.
Aparte de saber a que genero pertenece, "LA HUELLA" hoy en día está considerada ya un clásico del teatro, un clásico que sube contadísimas veces a escena por una sencilla pero lógica razón: necesita dos grandísimos actores. Y claro reunir a dos primeras figuras ( y una figura no es más que un actor experimentado) no es nada fácil en un momento en que el teatro está siendo sustituido por las figuras, por las figuras por centenares de telecomedias o pseudo culebrones de dudosa calidad literaria, pero que sin duda les dejan pingues beneficios económicos sin tener que jugarse la reputación diariamente sobre un escenario. Por eso hay que agradecer que dos actorazos como Agustín González y Andoni Ferreño se la jueguen con una obra que es maravillosa, divertida, original....y absolutamente difícil de interpretar.


Representacions

Teatre Rialto: 14/01/1999


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es