La del manojo de rosas

Imatge d'alta resolució de Chicho


La del manojo de rosas

Imatge d'alta resolució de Chicho


La del manojo de rosas

Imatge d'alta resolució de Chicho


La del manojo de rosas

Imatge d'alta resolució de Chicho


Fitxa de espectacle

La del manojo de rosas

Companyia: Teatro de la Zarzuela
Estrena: 13 de novembre de 1934 al Teatro Fuencarral de Madrid


Documents per a consultar en la sala

  • 3/17 Programa de mano
  • F44 'La del manojo de rosas' (Teatro Lírico Nacional La Zarzuela). [...]
  • DT/1999 Manojo de rosas: Plano A3 detale pendiente

Fitxa tècnica

Dirección escénica: Sagi, Emilio
Iluminación: Lucio, Jesús
Vestuario: Sastrería Cornejo
Producción: Orquesta Clásica de Valencia, Teatro de la Zarzuela
Coro: Cor de la Generalitat Valenciana
Dirección musical: Galduf, Manuel
Intérprete musical: Orquesta Simfònica de València
Música: Sorozábal, Pablo


Més dades


PRIMER ACTO
La acción tiene lugar en una plaza de barrio del Madrid de 1934, en la que hay un garaje, un bar y una tienda de flores llamada La del manojo de rosas. Al comienzo de la obra están en la plaza Joaquín, el oficial mecánico del garaje; Capó, su aprendiz; Espasa, camarero del bar, apodado así por su afición a usar retumbantes ditirambos y romper los moldes del vocabulario; y Don Daniel, el dueño de la tienda de flores.
Ascensión, la florista, hija de Don Daniel, es una mocita madrileña que, aunque ha recibido una educación esmerada, se enorgullece de su origen obrero y no quiere oír hablar de amores más que con un hombre de su clase. Y aunque Don Daniel le ha aconsejado aceptar la proposición de Ricardo, ¡oven y simpático aviador, Ascensión a quien quiere es a Joaquín, el mecánico, que le corresponde.
Ricardo, tras hablar con Don Daniel, está convencido de ser el candidato predilecto de Ascensión, y decide ir a ver a la florista, pero al llegar a la puerta de la tienda se encuentra frente a frente con Joaquín. Ambos intercambian bravatas y amenazas.
Paralelamente a este conflicto amoroso existe otro entre Clarita, una coqueta y "superculta" manicura, Capó y el Espasa. Aunque novia de Capó, Clarita se deja querer por el Espasa, para poner a prueba el cariño de su novio. Espasa, que piensa que Clarita está loca por él, utiliza toda su verborrea para aburrir a Capó con sus camelos y hacerse dueño de la situación.
Los padres de Joaquín son Doña Mariana, mujer simpática y afable, y un próspero traficante de chatarra, apodado por esa razón Don Pedro Botero. Ascensión lleva todos los días un ramo de rosas a Doña Mariana, sin saber que es la madre de Joaquín, por lo que, cuando aparece éste, vestido como un señorito, Ascensión comprende que ha sido engañada en su buena fe. Con amargura, la joven canta su desconsuelo. Más tarde, cuando Ascensión está sentada en la puerta de su tienda, llega Joaquín y, como si no la hubiera visto en su casa, trata de piropearla. Pero ella le reprocha su conducta y le desprecia. Al enterarse de la ruptura, Ricardo, que no pierde oportunidad, vuelve a cortejar a Ascensión, quien, en su despecho, le acepta como novio delante de Joaquín.
SEGUNDO ACTO
Unos meses después, el Espasa, ahora cobrador de autobús, sigue mareando a Capó con su palabrería camelística. Capó decide jugar el mismo juego y, con la ayuda de un diccionario gitano, deja al Espasa para el arrastre. Envalentonado, Capó corteja a Clarita en puro argot faraónico.
Por su parte, los amores entre Ascensión y Ricardo, el aviador, se vuelven cada día más fríos. Ella recela de todo y no sabe cómo disculparse.
A todo esto, Don Pedro Botero se ha arruinado en el negocio de la chatarra, y Joaquín tiene que volver al garaje como mecánico, esto vez por necesidad. Al ver que Ascensión y Ricardo no se quieren del todo, siente renacer la esperanza y expresa su cariño por Ascensión, seguro de que ella volverá a quererle.
Enterada de la ruina de los padres de Joaquín, Ascensión lleva un ramo de rosas a Doña Mariana. Al salir se encuentra con Joaquín que, emocionado, agradece la delicadeza de Ascensión. Ambos recuerdan con tristeza los días felices de su amor.
Ricardo, que ha comprendido que lo mejor es renunciar a Ascensión, pide al Espasa que se lo diga. Ascensión pide a Clarila que le diga lo mismo a Ricardo. Quedan ambos como buenos amigos, cuando llega Joaquín que se reconcilia con Ascensión mientras Clarita, Capó y el Espasa brindan por la felicidad de "la del manojo de rosas"


Representacions

Teatre Principal: 13/12/1991


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es