Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Tierra adentro

Imatge d'alta resolució


Fitxa de espectacle

Tierra adentro

Companyia: Ballet Cristina Hoyos
Duració: 1 h. 25 min.


Documents per a consultar en la sala

  • 59/12 Programa de mano
  • DT/357 Dossier de espectáculo
  • V938 Grabación
  • FD/7/27 Fotografíes de l'espectacle 'Tierra adentro'

Fitxa tècnica

Coreografía: Hoyos, Cristina
Dirección escénica: Castro, José Luis
Bailarín/a: El Junco, Gallego, Cristina, Gilabert, Encarna, Hidalgo, Mónica, Hoyos, Cristina, Jiménez, Juan Antonio, Lozano, Carmen, Martín, Francisco, Martín, Jesús, Mercé, Pepa, Montero, Mar, Ortega, Jesús, Romero, Javier, Vidal, José
Iluminación: You, Dominique
Espacio escénico: Castro, José Luis
Espacio sonoro: Rodríguez, José Luis
Vestuario: Moreno, Pedro
Realización de espacio escénico: Buzanca, Ricardo, Teatro de la Maestranza, Viveros, Fernando
Realización de vestuario: González, Lacoma, Ana
Producción: Trajana Producciones
Creación: Castro, José Luis, Hoyos, Cristina
Voz: Cortés, Mercedes, Palomar, David, Sánchez, David
Voz en off: Hoyos, Mercedes
Guitarra: Iglesias, Paco, Rodríguez, José Luis, Sousa, Antonio
Producción ejecutiva: Panadero, Tina
Adaptación musical: Sanchis, Vicente
Sonido: Terán, Joaquín


Més dades


Mi querida hermana, mi hermana de alma.
En el alma te tengo, a pesar de la lejanía, porque yo me fui y tu sigues tierra adentro. Deseo sin embargo que la tierra os siga guardando y no consumiendo.
Dile a papá que le quiero, aunque tenga sus manías de viejo y no me haya perdonado que os abandonara no pasa un día sin que le eche en falta. Recuerdo cómo nos abrazaba mientras nos contaba mil historias sobre la tierra, esa tierra que cada día le quitaba un poquito de vida, y cómo la dulzura envolvía su rostro recio cuando cada noche, al compás de la melodía de la cajita que te compró en el pueblo, llegaban las confidencias antes de ir a dormir ¿aún conservas la caja de música? Era como un arrullo para espantar los fantasmas del miedo atroz que sentías hacia la mina. Para tus ojos de niña aquella oscuridad, los sonidos macabros, la frialdad absoluta e incluso el invulnerable silencio de la mina se convertían en un monstruo horrible que te acechaba a cada paso. Ya intuías cuanta desgracia irrespirable y cuanta amargura de seres que engulle sin vacilar. Hombres, nuestros hombres, que trabajan de sol a sol, pero sin verlo nunca, llenos por dentro de mugre y de muerte, cuando la muerte no aparece de repente y se los lleva sepultados bajo una montaña de piedra.
Yo no resistí, hermana, tuve que irme porque no pude soportar la angustia de cada amanecida cuando ellos salían de nuestros brazos para entrar en los de la tierra, y la incertidumbre de no saber si Ella se los quedaría para siempre.
Sucedió aquella vez, ¿recuerdas? Cómo podrías olvidar aquel día en que la tierra se deshizo en temblores atrapando a vuestros padres, maridos, hijos, exigiendo el precio de sus vidas por la osadía de llegar hasta sus entrañas. El dolor os dio la fuerza para arrebatárselos con las manos, con las uñas, con los dientes, con el corazón que se os salía a borbotones por la boca. Y aquella vez ganasteis el pulso a la tierra, aunque no siempre suceda así.
Pronto serán las fiestas del pueblo. Imagino que seguiréis bailando sin descanso, como cuando éramos niñas y éramos capaces de olvidar la negrura de los túneles y mirábamos arriba, tocando el cielo, respirando el aire de esperanza, gozando del regalo la luz. Pero incluso entonces la tierra a veces bramaba reclamando su tributo.
Mi querida, mi añorada hermana, escríbeme pronto, y cuéntame que estáis bien. A pesar de que yo abandoné no consigo desprenderme de la desolación infinita de la incógnita de cada segundo porque seguís ahí, porque tú sigues ahí, tierra adentro.


Representacions

Teatre Principal: 09/03/2002


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es