Fitxa de espectacle

Perdonen la tristeza

Companyia: La Zaranda. Teatro Inestable de Andalucía La Baja
Estrena: 10/04/1992, Salón Cervantes de Alcalá de Henares


Fitxa tècnica

Autor: Calonge, Eusebio
Dirección: Paco de La Zaranda
Intérprete: Bustos, Enrique, Campuzano, Gaspar, Sánchez, Francisco
Producción: La Zaranda. Teatro Inestable de Andalucía La Baja


Més dades


A medida que el pasado va entrando en nuestras vidas, sin que la retórica logre descifrar el por qué, en los sótanos y desvanes de nuestra alma se van arrumbando recuerdos. Estos, como el tronido de las trompetas el día del juicio, comienzan a desempolvarse a poco que, mirando hacia atrás, nos preguntemos "¿Qué habrá sido de nosotros?". Llegará entonces el momento de tasarlos con harto cuidado, para seguir estrechando vínculos entre nuestra memoria y nuestra imaginación. Este ha sido siempre nuestro punto de partida.
Ahora pretendemos indagar más, perdernos en este mismo origen, sin ida ni regreso; en este oscuro trastero de los días; mirarnos en su apulgarado espejo, para mostrarnos qué y a quiénes llevamos dentro. Para eso hemos empujado a este personaje descabalado de quién sabe qué drama folletinesco, a irrumpir en el desolado paisaje de la memoria; a partir de unos pocos objetos (recuerdos) este personaje reconstruye la galería de sus fantasmas, que en una última vuelta de herrumbroso carrusel irán pasando como testigos de una conciencia irreconciliable con su tiempo. Así, la obstinación de este personaje extraviado (Hamlet en busca de su sombra, Quijote a la busca de sus sueños, Cristo que busca su cruz), en procura de su identidad, nos habrá dejado aterradoramente solos a mitad de un panteón donde la intra-historia, ese caos inmutable, nos mostrará sus ajadas ánimas errantes. Esos retratos de difuntos de los que acabaremos formando parte.
Perdonen la tristeza es una suerte de inventario del teatro y de la época.
Un teatro habitado por triunfadores, con patente de la escena. Feroces detractores de la ignorancia en la que viven, y una época inmersa en la ciega corriente de la indolencia y la indiferencia.


Los tres personajes de Perdonen la tristeza son los rostros de un hombre que reconstruye sus fantasmas en busca de identidad.
El título, tomado de un poema de César Vallejo, no es una disculpa del grupo, sino una invitación al espectador a que cuando se siente frente a sí mismo en la silla del teatro se perdone su tristeza y comience a mirar en su propio desván. Este trabajo es producto de dos conflictos. El del hombre consigo mismo y el del artista con su obra. Ahí parte el proceso de llevar lo cotidiano a la ceremonia de la puesta en escena, adonde trasladan la poesía de la vida gracias a las leyes del arte. Es una búsqueda constante que sólo se completa en la mente del público.
Cada puesta en escena de este grupo tiene algo de vida y algo de muerte, siempre con la fuerza del flamenco de su natal Jerez de la frontera, en Andalucía. Hacen teatro porque no tiene más remedio, con un interés por despojar al hombre de artificos. La esperanza que reflejan en cada presentación es la de quienes creen en el espíritu humano como la única fuente de felicidad.


Representacions

Sala Olimpia: 17/03/1993


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es