Fitxa de espectacle

Edipo. Una trilogía


Fitxa tècnica

Autor: Sófocles
Dirección escénica: Lavaudant, Georges
Intérprete: Cabezas, Críspulo, Casablanc, Pedro, Hostalot, Luis, Novell, Rosa, Palenzuela, Miguel, Poncela, Eusebio, Sansegundo, Fernando
Producción: Grec Festival de Barcelona, Teatro Español de Madrid


Més dades


Nosotros y nuestro tiempo somos, como probablemente hayan sido todos aunque quizá a un ritmo no tan acelerado, el tiempo de la identidad. Nos creamos a nosotros mismos tan pronto españoles como europeos, rubios, morenos, como indies o poperos, encajando luego todas esas definiciones en una especia de matrovksa imbricada en cuyos estratos nos quedamos atrapados perdiendo a menudo de vista factores básicos de nuestras comunidades o personas. Este proceso, sin embargo, no es nuevo. Como todo, fue ya pensado y escrito por los griegos. Así, Edipo, escrita por Sofocles en el S. V a.C. y considerada por Aristóteles en su Poética como la más perfecta de las tragedias, nos presenta a ese joven virtuoso que una vez alcanzada una posición de poder en la ciudad a la que llega como un héroe, casado con la reina y padre de príncipes, se enfrenta contra el peor de los fantasmas; él que había vencido a ese ser misterioso que es la esfinge, caerá sin embargo ante la trampa más profunda y peligrosa, él mismo. Descubriendo que no es quien él pensaba, quien todos creían, si no que se ha convertido en el esposo de su madre, en el padre de sus hermanos, atrayendo así la desdicha sobre su ciudad. Deslumbrado ante esa nueva imagen de sí mismo, que no hubiera nunca sospechado, se proclama incapaz de volverse a ver, imposible reconocerse, se arranca los ojos y se dirige al destierro acompañado por su hija Antígona.

Así, tras este primer Edipo Rey, se enlaza su contiuación, Edipo en Colono, para concliur con Antígona, la hija del rey maldito que se enfrenta al nuevo monarca y a sus imposiciones, renegando con ello también de su papel impuesto en la pasividad femenina. Por si todo este abanico de posibilidades humanas fuera pequeño, se nos presenta también Creoente, el sucesor en el trono de Edipo, quien recibe un poder ni esperado ni deseado y que se ahoga en esa nueva situación. Nada se ha dicho o pensado que no haya sido escrito por un griego, decían ya los romanos, algo habrá.
De momento se nos da una oportunidad para la primera pregunta que suscita Sófocles, ¿tan poco habremos cambiado?


Representacions

Naves del Español. Matadero Madrid: 26/05/2009
Teatre Grec de Barcelona: 23/07/2009


Logo Culturarts

Plaça Viriato s/n · 1er. pis
46001 València
Tel. 961 20 65 38 · 961 20 65 00
biblioteca_teatre_ivc@gva.es
medina_fer@gva.es